fbpx

¿Cómo armar mi rutina de Skincare?
-Skin & Wellness-

Ya sea si estás comenzando a explorar el mundo del skincare y deseas tener tu propia rutina o bien si tienes una rutina y quieres saber si estás haciendo lo correcto, te dejamos este post.

Acerca del Skincare

El Skincare o cuidado de la piel se entiende como las prácticas que se emplean para mantener en buenas condiciones nuestra piel e incluso mejorar su estado.

¿Por qué es bueno practicar el skincare?, la razón principal en temas de salud es porque la piel es nuestro órgano más grande del cuerpo, y como tal, necesitamos cuidar su estado, mantenerla protegida ante agresores externos y/o enfermedades.

Además, tener una piel saludable no sólo se siente bien, sino también luce muy bien. El skincare nos permite estar cómodos con nuestra piel, es una parte de conocernos y ser cómplices de nosotras mismas.

Armar mi rutina

Ahora que ya conoces algunas generalidades y la importancia de practicar el skincare, es momento de conocer cómo elegir los mejores productos para armar la rutina que más se adapte a ti. Para ello es importante considerar lo siguiente:

  • Tipo de piel. Aquí nos referimos principalmente a qué tan balanceada está la piel en cuanto a producción de sebo facial, nivel de hidratación, el tamaño del poro y algunas características que se presentan con cada tipo. Identifica tu tipo de piel, toma en cuenta estas características:
    • Piel seca: se caracteriza por falta de brillo, piel opaca, puede presentar descamaciones o irritaciones. Existe una falta de producción de sebo en la piel y los poros generalmente no son tan visibles.
    • Piel normal: es la piel ideal. Posee un balance adecuado en la producción de sebo facial, la piel luce iluminada naturalmente
    • Piel grasa: es la piel que sobre produce grasa, su aspecto es brilloso, sus poros tienden a ser un poco más grandes y puede presentar con más facilidad espinillas, puntos negros y comedones.
    • Piel mixta: es la piel que en ciertas partes del rostro tiende a ser normal o seca y en otras partes es grasa (generalmente en la zona T).
  • Toma en cuenta tu edad. Generalmente, conforme avanzamos en edad, nuestro organismo va cambiando y por ende, puede cambiar nuestra piel. Si en la adolescencia uno puede presentar piel grasa, en edades más avanzadas de la adultez puede cambiar a una piel seca.
  • Observa tu piel. Nota los cambios que puede presentar con el clima, con el tiempo o incluso con el uso del cubrebocas hoy en día. Puede que estos cambios afecten tu piel y deberás entender si debes cambiar o agregar algún producto a tu rutina.

 

Los pasos básicos

En el mercado existe una infinidad de tipos de productos que pueden resultar abrumador. No te preocupes, guíate por estos pasos básicos que son los principales a incluir en una rutina de skincare para mantener el bienestar en tu piel:

  1. La limpieza es un paso primordial, tanto de día como de noche que nos ayuda a retirar contaminantes, impurezas y exceso de grasa. Si usas maquillaje, lo más recomendable es desmaquillarte y luego usar un limpiador facial. De esta forma te aseguras de retirar todo rastro de impurezas.
  2. Tonifica el rostro. El tónico, si bien es un producto que a veces subestimamos, es importante reconocer su función principal, la cual es balancear el pH de la piel. Tenerla balanceada nos ayuda a que la piel se mantenga sana y sea más eficiente el resto de nuestra rutina de skincare.
  3. Hidrata y humecta. Este paso es indispensable para todo tipo de piel, incluso las pieles grasas. Con este paso brindamos elasticidad a la piel, reforzamos la barrera cutánea y ayudamos a balancear la producción de sebo facial.
  4. Dale un boost nutritivo a la piel: la piel también se mantendrá en mejores condiciones si la nutres con ingredientes como antioxidantes, minerales, vitaminas, etc. Como resultado, es más probable que la piel luzca iluminada, se previenen las líneas de expresión (y se atenúan) e incluso se puede ayudar a mejorar el tono. Los productos para darle ese boost incluyen las esencias (presentes en las mascarillas o sheetmasks) y los sérums. Ambos brindan nutrientes más concentrados a la piel, la diferencia es que la esencia además de brindar nutrientes, también se enfoca en hidratar a profundidad.
  5. Protege tu piel de los rayos UV. Salgas o no de tu casa, es importante el uso de bloqueador solar. Elige uno que te agrade y no lo sientas sobrecargado.

Los productos adecuados a mi tipo de piel

Cada tipo de piel necesita ciertos beneficios principales. De acuerdo a los pasos anteriores, elige productos que además de cumplir con las características básicas (limpieza, tonificación, hidratación/humectación, etc,), también contengan ingredientes y beneficios adecuados a tu tipo de piel.

Guíate con lo siguiente:

  • Para pieles secas, elige productos enfocados en hidratar, en incrementar la elasticidad de la piel. Las cremas humectantes pueden ser un poco más espesas (según qué tan seca tengas la piel) para reforzar el grado de hidratación.
  • Pieles normales, puedes elegir los productos con un nivel básico de hidratación/humectación y darle nutrientes adicionales para prevenir las líneas de expresión o bien mejorar alguna condición (ejemplo, el tono).
  • Pieles grasas y mixtas: utiliza productos enfocados en balancear el sebo facial. Las cremas deberán ser ligeras y NO oclusivas (que no obstruyan los poros). Evita los productos que sólo se enfocan en resecar la piel, ya que esto te puede contribuir a generar más grasa. Sé constante con tu limpieza.

¡Y no olvidar!
Recuerda que una rutina de skincare está hecha para disfrutar de cuidar de ti. Elige productos que te motiven a cuidar de ti, que se adapten a tus actividades diarias y que nutran tu piel con buenos ingredientes.

¿Tienes alguna consulta?, escríbenos aquí y platiquemos para comenzar y optimizar tu rutina para una piel radiante.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Menú